domingo, 18 de febrero de 2018

ARTÍCULO: P. Fredy Peña Tobar ssp.

POEMA: Eduardo Martínez Zendejas. (México) TU Y YO

TU Y YO

Nunca imaginé llegar a encontrarte, no,
no te buscaba, pero una ilusión secreta me decía
que un día llegarías, espero que seas tú,
pues hoy ya no quiero a nadie más,
y si no fueras tú, no podría imaginar que sería yo.

Inicio mi vida a diario cuando te veo,
veo embelesado tu imagen y me convenzo
que no existe nadie como tú, , y que solo en ti,
se deposita el elixir de mi vida,
pienso que mi Dios creo a una mujer como tu,
tan solo para un hombre como yo.

Así somos y seremos siempre, el uno para el otro,
y si algún día nos separaran, tan solo sé que seriamos
dos almas solas que vagan por la vida
sin más rumbo que las estrellas, esas mismas
que algún día acompañaron nuestras palabras,
en esas lejanas noches cuando estas eran rosas y flechas.

Para hoy te encuentras lejos, pero si veo dentro de mi,
te encuentro viviendo en mi pensamiento, y es ahí
donde te he construido un altar todo adornado de joyas
y estrellas del firmamento, no te conozco, lo sé, pero
cada día que pasa, te puedo sentir en mi latido y en mi piel

Y quizá nunca más te vea, lo sé, pero en esta ilusión
de tenerte finco mi vivir y sentir porque a diario
es y será más fuerte que todos los obstáculos,
que la vida entre sus constantes retos nos quisiera poner,
tú eres la ilusión que me ayuda a acostarme y a levantarme,
a sentir, as vivir, a creer y por fin a amar.

Eres una bella ilusión que cristalizó lentamente,
y sin pensar anidó en mi corazón, eres todo en mi vida
y no sé bien que sería de mí y de mi tiempo, si el día de hoy,
conmigo no estuvieras, bien sé que para ti puede ser diferente,
pero para mí, eres lo que vive en el todo y en la nada.

Eres compañía y soledad, eres lo que se tiene
y también eres lo que se va, eres tú eso que pensé y desee
aún antes de nacer, por eso sé que te puedo esperar
por el resto de la vida, aquí soñando,
cantándole a las estrellas todo esto que hoy siento por ti.

Y no me importa si acaso tardas,
aquí me dormiré esperándote, pues yo sé que tú eres mi destino,
porque eres ese amor que aún no conozco, y ya tanto había pedido al buen Dios.

Eduardo Martínez Zendejas

         (México)
DERECHOS RESERVADOS


Hermoso como todo lo tuyo Eduardo. Mil gracias por compartir.


viernes, 16 de febrero de 2018

COMPARTIENDO VIVENCIAS: ORACIÓN POR AÍDA MARTHA CASTELAN

Queridos amigos del Blog: Les pido oración por Aída Martha Castelan, nuestra colaboradora mas activa que se encuentra internada con un problema coronario. Pidámosle al Señor y a su Santísima Madre por su pronta recuperación. Desde aquí le enviámos todo nuestro cariño y el deseo de tenerla pronto colaborando activamente como siempre lo hacía. Fuerza Aída. Dios te proteja y María te cubra con su Santísimo Manto. Amén.  Elsa.

jueves, 15 de febrero de 2018

HERALDOS DEL EVANGELIO: PRIMERA GRAN SEÑAL

Sra.Elsa deLlaneza
¡Salve María!

Le invitamos a leer uno de los últimos artículos de nuestra página

Primera gran señal
para el continente del futuro

Desde la perspectiva de la Historia, las apariciones de la Virgen de Guadalupe se delinean como el primer gran signo de Dios para un continente llamado a tener un futuro grandioso, cuando aún despertaba a las verdades de...

 

POEMA: Susana Piñeiro de Valli. DESBORDANTE AMOR

DESBORDANTE  AMOR

Quererme a mí misma como Dios me quiere,
cuidarme y mimarme con Su mismo Amor...
es el más hermoso Primer Mandamiento
pues si no me quiero, tampoco amo a Dios..

Se nos inculcó que amarse está mal
y a ocupar nosotros el peor "lugar";
a elevar a otros en desmedro nuestro,
a ocultar los dones y evitar brillar.

Pero si Dios mismo nos enseñó a amar
a nosotros mismos como a los demás,
es porque el Amor es tan sólo Uno
y si no me quiero, no amo a nadie más.

Que yo sólo busque ese Amor inmenso
sin diferenciar a quién se lo doy
porque cuando amo: a mí, a otro, a Dios...
me uno a la Fuente y ¡al fin feliz soy!


                                  Susana Mirta Piñeiro de Valli
                                  Plottier (Prov. del Neuquén)
                                  susanapaplo@yahoo.com.ar
 
Hermoso amiga, como todo lo tuyo. Bendiciones y gracias.

miércoles, 14 de febrero de 2018

VIDEO: TOLEDO ESPAÑA. CIUDAD IMPERIAL. MANUEL LLANEZA


VIDEO DE TOLEDO ESPAÑA. LA CIUDAD IMPERIAL. CREADO POR MANUEL LLANEZA

POEMA: PARA DELFINA ELSA LORENCES DE LLANEZA

PARA DELFINA
EN SUS 6 AÑITOS

Ojos del color del tiempo
tiene mi princesa niña,
ojos que hablan de todo
lo que tienes en tu almita.
Ojos que miran lejanos
Más allá de todo tiempo.
¡Quién sabe qué pensamientos!
¡Quién sabe qué sentimientos!
Dime niña
 ¿qué sientes en tu cabecita?
¿Algún dolor te consume
o vives con alegría?
Seguro contestarás:
“La verdad que no me acuerdo”
¿Tal vez por algún secreto
que no quieres develar?
¿O por la costumbre que tienes
muchas veces de callar?
¡Cuánto te cambió la vida
en estos tus seis añitos!
Hoy te cambia una vez más
porque ya estás crecidita
pero sigues conservando
tu pura almita de niña.
Hoy que es tu cumpleaños
te desea tu abuelita
que transites este año
rodeada de tanto amor
como te dan tus papitos
y cubierta con el Manto
de nuestra Virgen Bendita.

Elsa Lorences de Llaneza
                                               elsalorences@yahoo.com.ar
                                                            14-02-2018

martes, 13 de febrero de 2018

EL SIGNIFICADO DE LA MISA: COMPARTE AÍDA MARTHA CASTELAN

CUAL ES EL SIGNIFICADO DE LA MISA PARA EL PAPA FRANCISCO.
El tiempo y el espacio de Dios.
 Una de las cosas que algunos católicos han criticado de Francisco es lo que llaman el poco cuidado de la liturgia, lo que ha puesto un interrogante en lo que realmente piensa sobre la misa.
papa francisco inciensando
Pero el lunes 10 de febrero, repentinamente, Francisco ha roto el silencio y ha dedicado toda la homilía de la misa matutina en la capilla de Santa Marta a la liturgia, diciendo cosas que, desde que es Papa, no había dicho nunca anteriormente.
Esa mañana en la misa se leía el primer libro de los Reyes, cuando durante el reino de Salomón la nube, la gloria divina, inundó el cielo y “el Señor decidió habitar en la nube”.
Tomando como punto de partida esta “teofanía”, el Papa Francisco ha dicho que “en la liturgia eucarística Dios está presente” de manera aún “más cercana” que en la nube en el templo; la suya “es una presencia real”.
y continúo: “Cuando hablo de liturgia me refiero principalmente a la santa misa. La misa no es una representación, es otra cosa. Es vivir otra vez la pasión y la muerte redentora del Señor. Es una teofanía: el Señor se hace presente en el altar para ser ofrecido al Padre para la salvación del mundo"
Más adelante el Papa ha dicho“La liturgia es tiempo de Dios y espacio de Dios, y nosotros debemos ponernos allí en el tiempo de Dios, en el espacio de Dios y no mirar el reloj. La liturgia es precisamente entrar en el misterio de Dios, dejarse llevar hacia el misterio y estar en el misterio. Es la nube de Dios que nos envuelve a todos”.
Y refiriéndose a Jesucristo expresó: “Hay que tener siempre claro  que la Eucaristía no es algo que hacemos nosotros; no es una conmemoración nuestra de lo que Jesús dijo e hizo. No. Es obra de Cristo; es un don de Cristo, que se hace presente y nos reúne a su alrededor para nutrirnos con su Palabra y su vida. Esto significa que la misión y la identidad de la Iglesia brotan de allí: de la Eucaristía y siempre allí asumen forma… Una celebración puede resultar impecable, bellisíma, desde un punto de vista externo, pero si no nos lleva al encuentro con Jesucristo, corre el peligro de no aportar alimento alguno a nuestro corazón y a nuestra vida. A través de la Eucaristía, Cristo quiere entrar en nuestra existencia y llenarla de su gracia, de modo que en cualquier comunidad cristiana haya coherencia entre liturgia y vida”.
Trajo también el recuerdo de un hecho de su infancia: “Recuerdo que cuando era niño, cuando nos preparaban para la primera comunión, nos hacían cantar: “’Oh santo altar, custodiado por los ángeles” y esto nos hacía entender que el altar estaba verdaderamente custodiado por los ángeles, nos daba el sentido de la gloria de Dios, del espacio de Dios, del tiempo de Dios”.
Cerca ya de la conclusión, Francisco ha invitado a los presentes a
“pedir hoy al Señor que de a todos este sentido de lo sagrado, este sentido que nos haga entender que una cosa es rezar en casa, rezar el rosario, rezar tantas bellas oraciones, hacer el via crucis, leer la Biblia, y otra cosa es la celebración eucarística. En la celebración entramos en el misterio de Dios, en ese camino que nosotros no podemos controlar. Él solo es el único, él es la gloria, él es la potencia. Pidamos esta gracia: que el Señor nos enseñe a entrar en el misterio de Dios”.
Homilia del Papa Francisco del 10 de febrero en la síntesis que ha hecho de ella.
Entiendo que en pocas palabras el Papa ha explicado perfectamente lo que es la Misa y lo que debe ser para nosotros los católicos. Queda en tus manos.
Con mis deseos de una Bendición muy especial para ti. y todo mi cariño
Aída Martha Castelan
Mil gracias Aída. Dios te bendiga.

EL DIVINO ROSTRO DE JESÚS. REINA DEL CIELO

Conoce estas extraorinarias revelaciones sobre El Divino Rostro

Jesús quiso que en estos tiempos de Misericordia lo conozcamos de un modo más personal, cercano. Por eso reveló en forma especial la Devoción a Su Divino Rostro a una humilde monjita, la hermana Pierina de Micheli, como lo hizo con Su Sagrado Corazón siglos atrás.
 
En intensos diálogos con el Señor, Pierina fue conociendo los deseos de Jesús respecto del consuelo que se prodiga a Su Corazón amante con una sincera devoción a Su Divino Rostro. La imagen del Señor se refleja de un modo especial en la Eucaristía, para que encontremos en el Sagrario la llama que avive nuestra fe y nuestra confianza en Su Presencia y ayuda providencial.
 
¡No te pierdas estas maravillosas revelaciones que Dios nos regala en el dia en que celebramos la Fiestra de Su Divino Rostro!
PARA CONOCER SOBRE LAS REVELACIONES A PIERINA HAZ CLICK AQUI

POEMAS: Violeta Araceli Jiménez: MIÉRCOLES DE CENIZA. REFUGIO DEL SILENCIO Y LA PALABRA NEUQUÉN

Miércoles de Ceniza

Cenizas I

Lluvia de cenizas
sobre mis miserias.
Entrego mil migajas,
me privo hasta del agua
y suplico piedad…
Lluvia de cenizas
sobre mis miserias.
Se diluye el sentido…
Si no vendo tu herida
en el dolor que encuentro,
si no enjugo tus lágrimas
en los golpes del hambriento,
si no escucho tu voz
en el clamor de todos.
Huellas de cenizas
sobre mis certezas.

Cenizas II

En este rastro de ceniza de mi frente
cabe el arrullo de tu voz piadosa,
tu amor dando la vida por nosotros,
y tu Palabra siempre iluminando sombras…
Sobre esta mancha de mi pecho errante
brilla el perdón que tu bondad otorga,
mi corazón a tientas aún busca
tu amor sagrado,
la verdad más honda.

Violeta Araceli Jiménez
Refugio del silencio y la Palabra
Neuquén

Mil gracias Violeta . Hermosos poemas. Bendiciones.

REFLEXIÓN: P. Stefano Cartabia OMI. (Uruguay) ELOGIO DE LA PATITA

Elogio de la patita

“Patita”: término criollo y silvestre que designa uno de los pies de los bebés. En ámbito alimentar puede designar también uno de los miembros inferiores de los cerdos.

En mi elogio me refiero – siempre es bueno aclarar – al primer significado del término en cuestión. Leer más...

 

Mil gracias P. Stefano. Muy linda Reflexión. Bendiciones. Elsa.

CANCIÓN: CERCA DE TI SEÑOR. ORQUESTAL. ANDRÉ RIEU

Música Orquestal: Canción Católica: André Riau. CANCIÓN CERCA DE TÍ SEÑOR. En Argentina la cantamos mucho en misa. Espero les guste Bendiciones.

COMPARTIENDO: Néstor Barbarito, ¿QUÉ TIENE TU PALABRA?

¿QUÉ TIENE TU PALABRA?

¿Qué tiene tu palabra, Señor? ¿Qué tiene?

Tu Voz atraviesa mis párpados cerrados como sabe hacerlo la luz delgada. La piel de los ojos no es telón pesado sino visillo de lino fino. Tu cristalina Voz ingresa, sin esfuerzo ni ruido. Y una vez dentro, desde el cóncavo alféizar de mis retinas avanzas sin demoras, surcando ideas y recuerdos, recelos y pasiones, vastos desiertos interiores, hasta alcanzar mi más profundo centro. Y es allí donde se engolfa tu hablar, y en un dique de luz, quedas Tú, Señor mío, diciéndote pleno.

¿Qué tiene tu palabra, Señor? ¿Qué tiene? Que al decirte de nuevo reinventas el fuego y el cosmos entero.

Más noche, más invierno y oscuridad hay de las puertas de mi alma para dentro, que en la cálida intemperie de tu Majestad. Abandona tu Voz el calor divino de tu Boca, para lanzarse al gélido páramo de mis adentros. Mis entrañas duras no te abrieron, mas tu Voz resucitada lo atraviesa todo, muy resuelta en su inclaudicable interés. Mi párpado cerrado no impide tu paso; al contrario: le ofrece la seda que revista y aplaque tu desnuda Luz. Entras y avanzas. Y vas manchando en rojo el hielo frío de mi estepa inerte, que se va desliando al calor de tus llagadas plantas puras. Oh Heraldo del Padre, alegre Cazador, ingenioso Peregrino, qué tiene tu Palabra, tan de pluma, tan de acero, tan a la vez Mensaje y Mensajero.

Y arremete tu humano Timbre, hecho silbo de luz, por oscuras quebradas, por cavernas y desfiladeros (ese interminable adentro tan sinuoso como tus jotas y tus eses), hasta alcanzar ese centro de mi yo, en que tu Voz, para grabarse y dibujarse, cobra fuego y color. Es tu Ley, sellando el corazón del discípulo. Son tus labios, besando la llaga del leproso. Es tu flecha, cazando antes de la Aurora. Es tu Soplo aleteando, una vez más, sobre el caos primordial.      Es tu Aliento derritiendo la inerte estatua de mi semejanza.

¿Qué tiene tu palabra, Señor? ¿Qué tiene? Tú frotas entre sí tus sílabas, y esa lúdica fricción otorga la luz del Primer Día, con que el apagado yermo interior conoce el calor primordial.

También hoy, te acercaste, te agachaste entero para quedar a mi altura, me tomaste de los hombros con la evidente intención de que mi cabeza gacha se emparejara a la Tuya, y tras mirarme con firmeza, inhalaste. Señal inequívoca de tu inminente Palabra. Cuánto amo esa instancia… (También Dios inhala para hablar). Y como siempre, cerré mis ojos, como uno los cierra al echarse agua fresca en la cara, o ante el viento o el sol muy de frente. Y tu suave silbo dijo “No temas a los hombres”. Y como Tú al sol, también yo al mío, le insisto: hazlo de nuevo, dilo de vuelta.

“No temas a los hombres” me concedes.

Y tu luz inicia el recorrido…

No fue consigna, ni mandato, ni consejo sobre el trato.

Tú lo sabes, Señor, que hay conjuro en tu Voz.

Una misteriosa fuerza persuasiva arde en tu timbre, cuyo mayor ingenio es hacer onomatopeya de todo cuanto dices.

El dardo encendido ya inició su recorrido, como un cometa del firmamento interior, como bengala de salvataje. Así tu “No temas a los hombres”, en su largo viaje, va encendiendo cada acre de entraña atravesado.

¿Qué tiene tu palabra, Señor? ¿Qué tiene? Que Tú dices “no temas a los hombres” y se torna casi imposible, casi ridículo tenerles miedo. No es tanto la sabiduría que preña, cuanto la fuerza inconmovible con que ella misma expulsa todo temor, al conjuro de la Voz.

Y avanza tu luz verbal por mi oscuro lodazal. Es brisa ligera pero intensa; sutil pero rotunda. Nítida como un filoso cristal. Y yo, al constatar el poder de su magia, con celeridad me apresuro a su beneficio: y como moviendo pesados muebles, procuro acercar, uno por uno todos mis temores, al paso raudo de Tu Voz.

¿Qué tiene tu palabra, Señor? ¿Qué tiene?, que hasta el roce de mis miedos con la orla de tu Voz, los pulveriza.

La lumbre de tu tono los envuelve, uno por uno, como un herrumbroso hierro sopleteado al Fuego, y así cada temor es templado en la fragua de tu Aliento.

La Luz de tu Voz tiene algo peculiar: le otorga calidez a la oscuridad, expulsa la sordidez de la tiniebla… sin lastimar el candor de la penumbra. La luz de tu Voz no acaba con la noche: la hace amable. Como las miles de diamantadas estrellas titilan poderosas sin arruinar el terciopelo negro que las expone. Así, Tú, Señor y Dios mío, me hablas al oído, regalando palabras nocturnas que palpitan en la noche como el pulso mismo del timbre de tu Voz.

¿Por qué al oído?, no lo sé. Pues no hay terceros presentes. Ni hay embargo de sigilo en lo que dices. Tal vez te acerques, cubierto de rocío, a la puerta de mi oído, para vencer mi sordera; para exhalar tu fragancia con que devolverme el aliento. No lo sé.

Sólo sé que ahora suspiro por Ti.

Qué tiene tu Palabra, Señor, que siendo Roca inconmovible que no pasará jamás, nadie se sumerge dos veces en tu misma Voz…

“No temas a los hombres” me dices en un susurro. Y gran parte de la hermosura de tu decir es que sea tan preciso tu hablar. No es un amorfo e indefinido “no temas”. Sería estéril; sería mentiroso, sería irresponsable. Como un padre en cuclillas ante un hijo, me dices a qué no temer y a qué sí. Amo la nitidez de tu dicción. Tu claridad es mi seguridad.

Tu incansable Voz, Dios y Señor de gran Poder, insiste y renueva el conjuro: no le temas a los hombres; no vale la pena; no tiene sentido; no son más que palillos de romero seco. Incapaces de rasguñar siquiera el alma. Teme más bien al que puede complicarte la Eternidad… Muere de miedo de sólo pensar que puedas renegar de Mí. Deja ya de distraerte con minúsculos temores infundados y ten el coraje de tener miedo, miedo en serio a escuchar en el Juicio: no te conozco. Tiembla entero y alcanzarás sabiduría. Tiembla entero, como trinan las hojas al paso del Viento de mi Voz. Y no te alejes jamás de ese tremolar…

Y cuando la brisa se detiene, abro lentamente los ojos. Y ya no estás. Y percibo bien que no te has retirado vuelto sobre tus pasos; entiendo que has partido hacia delante. Ya no estás ante mí, pues tu Timbre y tu Voz no eran tuyos… eran Tú mismo, que ahora estás en mí.

“No temas a los hombres” eras Tú, Señor, era tu Rostro.


Queridos todos: no me resta sino decir Amén, Amén, y Amén. Y gracias a Dios por proponernos ejemplos de amor al Señor como éste, y tan bellamente expresados.
                                                                     Néstor Barbarito

Mil gracias Néstor por compartir esto tan bonito. Dios bendiga tu vida. Amén Elsa.

lunes, 12 de febrero de 2018

ADVOCACIONES: AÍDA MARTHA CASTELAN. visión de Sor Natalia Magdolna


Jesús se le apareció a Sor Natalia Magdolna.

En medio de la lucha final contra el demonio.

Para pedirle la instauración de una devoción especial para esta época.

Se trata de la devoción a su madre triunfante en la lucha contra el demonio.

A la Victoriosa Reina del mundo.

Para acelerar su triunfo.

Se trata de una dovoción actual porque Sor Natalia falleció en 1992
Y fué el propio Jesús que le dictó lo que deberíamos hacer como Vicotoriosa Reina del Mundo.

Un artículo imerdible querida Elsa. Se que tienes mucho trabajo. Este como se trata de Nuestra Madre puedes alzarlo cuado te parezca bien. Que María Reina del Mundo esté contigo en todo momento.
Un abrazo
Aída Martha Castelan
 
Mil gracias Aída. Tardé un poco pero es un artículo siempre vigente. Dios te bendiga.

POEMA: Eduardo Martínez Zendejas. APOCALIPSIS

APOCALIPSIS

Señor, ¿Qué es eso que atormenta mi pupila?
¿Son hombres, los causantes de este drama?
Yo creo que son bestias sin sentido, sedientas
como gárgolas, que con sangre dibujan esta trama.
Niños que mueren cansados sin entender el motivo,
niños que para hoy ya no sueñan, les robaron el sentido.
¿Bombas inteligentes en tantas manos estúpidas?
La guerra, un jinete tenebroso cabalgando.

Oh Dios, ya no quiero ver cuerpos mutilados
pendientes de una soga en danza macabra con el viento,
asesinados por ideas necias que buscan el oro como meta;

 hoy, tantos huérfanos deambulan por las calles
y viudas que a gritos se lamentan sin entender el porque
les han quitado esa familia, que ayer era de ellas,
que no haya más soldados en las calles, atrincherados
en las callejuelas, tanquetas y aviones todos.

Empachados de bombas que cruelmente y sin medida,
pronto han de caer sobre el pueblo entre sus casas,
y han de morir tantos inocentes por el vómito de fuego
de la fiera, y serán ellos que transitan descuidadamente
por el mísero camino que les guarda el día y su estrella.
Que no se escuche más el llanto del pequeño que asustado
en el estruendo grita, con su padre en el piso, destrozado
por el arma que allende la tiniebla sin ver siquiera
disparo un soldado, una gárgola sedienta de fluidos
que en la mano lleva, un corazón partido.

Señor, ya no más el dominio de las razas,
que todos somos lo mismo en medio del trance de la muerte,
nos duele igual, amamos igual y a todos sin dudar
nos martiriza igual el hambre, el calor el frio o el dolor,
qué el blanco sobre del negro o el amarillo o el café,
¿O tal vez el pueblo musulmán en su conjunto
ha de ser una raza fanática y perversa?

¡¡¡¡NO!!!! Todos, si, todos somos iguales ante el padre,
el divino hacedor que a todos nos observa desde el cielo,
¿Evolución en el hombre es la pregunta?
No, el hombre a diario en los malos ejemplos va.

Hoy, volvamos los ojos en el tiempo, y hagamos un resumen
un practico resumen de esta humanidad
¿Ya cuantas guerras ha sufrido el hombre y que lecciones
de entre aquellas tomó ya? Al final de una guerra,
solo reinan sobre el terreno la peste y la maldad,
el dolor y el rencor son sus aliados, y el cruel resentimiento
en todas esas mentes vivirá.

Por eso Señor hoy te pedimos, ya no más violencia por las calles,
y un alto, si, un simple alto al instinto destructivo
que la guerra favorece y eterniza, y ya no más
de esos niños de la guerra, que con orgullo manejan
una arma tan letal, demos a nuestros niños alegrías,
o mañana sin dudarlo ellos, soldados serán, y otra guerra
cerca o lejos los espera, lágrimas, heridas sangrantes,
casas destruidas, naturaleza muerta, no señor de mis ancestros,
ya no más, ya no quiero el dolor si hubo alegría,
ni llantos si la risa adornaba el lugar, ya no más la pobreza
creada por el hombre, y no, no haya los himnos de victoria,
que en la guerra todos pierden, unos menos y otros, más,
pero al fin, TODOS PIERDEN

EDUARDO MARTÍNEZ ZENDEJAS.


Eduardo: Duro, cruel pero verídico tu poema reflejando una tristísima realidad que a todos nos conmueve. Te felicito amigo Elsa.