viernes, 5 de agosto de 2016

POEMA: NIDIA OLIVIERI (Refugio del silencio y la Palabra Neuquén) A LA ORILLA DE TU MIRADA EUCARÍSTICA

A la orilla de tu mirada Eucarística


Contemplando tu rostro en el sagrario,

alumbrada tu mirada por la luz de los cirios

que danzantes se inclinan, ¡alabándote!



Queda mi alma de Amor indecible traspasada;

y mis manos se extienden suplicantes,

rozando tu silencio que trasunta toda mi humanidad

y la confronta con tus mandatos de Amor,

que caprichosa, he desoído, negado u olvidado.



Susurras a mi oído tus palabras… ¡suaves!,

¡fresquitas como el agua!, pero ¡firmes, y precisas como espada!.

Me recuerdas la alianza que sellaste con mi nuevo corazón, al adorarte.



El mundo se detiene y a mi lado, todo desaparece

en el sublime momento de entregarte todos mis pensamientos,

mis dudas, mis afectos, mis sueños y proyectos.



¡Cuánto te amo, Jesús sacramentado!

y sin embargo siento que es tan pobre,

este, mi amor humilde y terco.

Cuanto más me esfuerzo por ganar tu cielo, mas me siento pequeñita y nada.



Perdóname, Jesús sacramentado, mis olvidos, caprichos, vanidades;

tómalos en tu Sagrado Corazón y haz que mueran

en el fuego de tu Espíritu divino.



Lléname buen Jesús de tus criterios, destierra de mi vida “el hombre viejo”;

convierte en desapego mis deseos;

que por fin desaparezca y solo seas tú el que se vea,

el que mande en mi vida; el que gobierne todas mis intenciones

y las vuelva, actos de amor sencillo que te honren-



Gracias te doy por el encuentro,

 por tu soplo de Amor en mis miserias

y tu abrazo amoroso que me deja, una vez más,

 plena de ti, postrada en tu presencia…

¡Pan de vida, Jesús Eucaristía!



Nidia Olivieri

Refugio del silencio y al Palabra

Neuquén

Mil gracias Nidia por tu hermoso poema. Saludos a todos los que componen el café. Bendiciones.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario