martes, 9 de agosto de 2016

MEDITACIÓN: César Florez Uría. MENSAJE DE CONVERSIÓN

Mensaje de conversión
El Rosario nos lleva a la conversión
18-1-84 25
Rezad el Santo Rosario y que el Señor vea que con él va vuestra conversión.
El Sagrado Corazón de Jesús, os dará abundantes bendiciones.
Amén.
Las promesas del Señor están esperando para ser cumplidas, cumplid vosotros Su petición.
Leed: Amós Ultimo Capítulo V. 9-13-14-15
9 Porque daré una orden y zarandearé a la casa de Israel entre todas las naciones, como se zarandea el trigo en la criba, sin que caiga a tierra un solo grano.
13 Llegan los días -oráculo del Señor- en que el labrador seguirá de cerca al que siega, y el que vendimia al que siembra. Las montañas harán correr el vino nuevo y destilarán todas las colinas.
14 Yo cambiaré la suerte de mi pueblo Israel; ellos reconstruirán las ciudades devastadas y las habitarán, plantarán viñedos y beberán su vino, cultivarán huertas y comerán sus frutos.
15 Los plantaré en su propio suelo, y nunca más serán arrancados del suelo que Yo les di, dice el Señor, tu Dios.
(Mensaje de María del Rosario de San Nicolás)
Comentario:
¿Queremos demostrarle al Señor que estamos decididos a seguirlo? Entonces recemos el Santo Rosario, porque con él se ahonda en la vida espiritual y el alma se va desapegando de las cosas terrenales para adherirse a las eternas. Pero el Rosario también nos ayuda a conseguir las cosas materiales que necesitamos en este mundo para vivir bien y alcanzar la salvación eterna. Con el rezo del Rosario nos hacemos cada vez mejores y Dios va obrando en nuestras almas y nos va cambiando, pues el cambio en nosotros depende de la gracia de Dios y también de nuestra voluntad. Con el rezo del Rosario ponemos nuestra buena voluntad de convertirnos, de cambiar de vida, y el Señor, a través de él, nos da muchas gracias para que lo podamos llevar a cabo y así vivir en un aumento de gracia cada día. Ya lo dijo el Papa Juan Pablo II: “Que recemos el Santo Rosario que, aunque parezca que hacemos poco, en realidad hacemos mucho”.
Santísima Virgen.

Mil gracias César Florez Uría. Hermosa meditación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario