sábado, 20 de junio de 2015

RECORDANDO: María de las Mercedes (Chascomús) ASÍ DECÍA

En el día del Padre quiero desearles a todos muy “FELIZ DÍA”.
En la evocación del mío quiero agradecerles los valores que supieron y saben  sembrar en sus hijos.
En mi caso, en particular, el respeto y amor por su tierra y por ésta, la nuestra, que a él como a tantos, supo darle cobijo, trabajo y familia en justicia y paz.
ASÍ DECÍA
 Don Félix.
De Logroño al Chaco, un largo viaje.
Aún escucho las voces de mis padres,
el repique de campanas…
el saludo de pastores que se alejan.
Vuelven a mí el sabor de la aceituna,
el aroma fuerte del tocino,
el dorado del pan que se leudó, muy lento,
tiernamente abrigado en la cocina.
Diviso el caserío aferrado con sus luces
a  montañas que dormitan en las sombras.
Las fogatas despiertas en las noches
por temor a los lobos, para forjar memoria.
Aires de jota palpitan en mis venas,
como un rumor de arroyo en primavera,
y canta en mi garganta el pueblo mío
que tras la cruz en procesión se entrega.
Hay ecos de verbenas y tristezas
en  el recuerdo del adiós sin despedidas.
Un gris de puerto tiñe al mar
 y me consume en aquel barco
que se tragó distancias sin importarle
el tamaño ni el dolor de mis heridas.
Aunque de ti partí, tan solo, casi niño,
nunca lejos de ti viví mi vida.
Por ti sueñan mis sueños, bien querida,
y te luzco en mi acento, España mía.
Yo te siembro en mis hijos.
Ellos comprenden que mi contar
tiene raíces sin fronteras.
.
Les regalo mi historia,
esa es mi herencia
y al bucear en su sangre,
allí te encuentran. 
  Por vos y para vos papá.
                         María de la Mercedes
        
BESOS. POMONA

El mío se llamaba Avelino y su historia es exactamente a la del tuyo. Mil Gracias María de las Mercedes por traerme tan hermosos recuerdos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario