domingo, 31 de mayo de 2015

POEMA: Hno. Santiago E. Kloster, ssp. UNA HOJA EN BLANCO


Quizás haya algún enigma
en lo que a mi saber escapa.
Hoy me hago la pregunta
y busco respuesta atinada:

¿Será acaso por ventura,
que una hoja en blanco,
si en ella no escribes algo,
nunca servirá para nada?

Quizás, sirva para aislarnos
de los propios fantasmas,
que en las noches pululan,
y también las alboradas.

Por lo cual, en las noches,
es que yo suelo usarlas...
¡Para que torne el sueño,
si huyó en desbandada!

Contemplo la hoja en blanco
procurando estar en calma,
y no pensando en nada; ¡sólo
en mi mente, contemplarla!

A veces habrá que insistir
en no apartar la mirada;
¡en contemplar aquella hoja,
con la mente despejada!
 
Y a la sazón, torna el sueño,
si no aparto la mirada
de aquella hoja en blanco,
¡y sigo en absoluta calma!

Esta es mi habitual terapia
cuando el sueño escapa,
y se apilan pensamientos
que más bien lo dilatan.

Pero, una hoja en blanco,
que aún sin decir nada,
¿será que por las noches
de alguna manera habla?

Porque si el sueño regresa,
y por fin, Morfeo me abraza,
podré sentirme excelente
durante toda la jornada.

Escribir muy bellos Poemas,
y todo lo que me plazca...
¡Además, utilizar aquella hoja
y brindar una pizca de magia!

Hno. Santiago E. Kloster, ssp

Muchas Gracias Hno. Santiago. Ojalá encuentre muchas hojas en blanco en su camino.


No hay comentarios:

Publicar un comentario