sábado, 11 de abril de 2015

HISTORIA: Miguel Ángel Migliarini, LA PORCIÚNCULA

Sinopsis Histórica de la Iglesia
                                              LA PORCIÚNCULA

  Su nombre es el del lugar donde estaba enclavada esa antigua capilla perteneciente a los Monjes Benedictinos. La misma quedó por largo tiempo abandonada, y encontrándose en ruinas, la restauró el Pobrecillo de Asis, siendo el lugar donde se desarrolló precisamente el franciscanismo, al fundarse en el año 1209 la Orden de los Hermanos Menores.
  Por el gran amor del Fundador hacia la Madre de Cristo a la que estaba dedicada la pequeña iglesia de la Porciúncula, fue el centro de la nueva congregación.
  En el año 1211, se inició también allí, la Orden de las Hermanas Clarisas. Los santos de Asís, Francisco y Clara, fueron los motores de aquél gran movimiento de renovación, glorificación y exhortación al amor de Dios, de la santa pobreza y la paciencia.
  Ese pequeño gran lugar sagrado sigue en pie, situado dentro de la Basílica de Santa María de los Ángeles, en la ciudad que ahora lleva el mismo nombre de la Iglesia, a cinco kilómetros de Asís.
  Seguramente, en los antiguos e históricos muros de la Porciúncula, palpitan los ecos de la voces en coro, con el Cántico de las Criaturas de San Francisco de Asís, loando a Dios, "omnipotente, altísimo, bondadoso Señor..." Amén.-
                                    Miguel Ángel Migliarini
               San Nicolás de los Arroyos, 8 de abril del 2015.-
Mil gracias Miguel Ángel. La había oído nombrar cuando leí la historia de esos santos pero, la verdad, no miré la hermosa historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario