sábado, 18 de abril de 2015

COMPARTIENDO: Ana Franceschini. HERMOSA HISTORIA

Nacida en 1656 en Osserhenon, hoy Auresville, al norte del país, era hija de un jefe de tribu de los indios mohawk y una india algonquina que era católica. Con cuatro años perdió a sus padres a causa de la viruela, y la niña se crió con unos parientes de una tribu vecina, que finalmente la adoptaron.
En la zona había una misión, confiada a jesuitas franceses, y uno de ellos, el P. Cholenec, bautizó a Catalina a la edad de 21 años y la dirigió espiritualmente.
Su decisión de abrazar la fe cristiana no fue aceptada por la tribu, que la marginó. Debido a esa persecución, “el lirio de los mohawks”, como se la conoce, huyó y se unió a una comunidad cristiana de indios en Kahnawake, Quebec, donde se dedicó a la oración, penitencia y al servicio de enfermos y ancianos. Murió en 1680, con solo 24 años.

Hermosa historia Ana Franceschini. Mil gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario