lunes, 6 de abril de 2015

COLABORACIÓN: Aída Martha Castelan. PASCUA

PASCUA, el paso de Dios por la vida de los hombres, para invitarnos al cambio, a la verdad, a la justicia, a la paz, al amor.
Que en esta Pascua, podamos remover la piedra que hay en nuestro corazón, para darle paso a ese Jesús que viene para resucitar en nuestra comunidad, en nuestro vecindario, en nuestros hogares, y en todo lugar donde nos quiere como sus testigos.
Nos salvó, nos salvó de la muerte eterna, ¡¡¡ALELUYA!!!

Ofrezcan los cristianos
ofrendas de alabanza
a gloria de la Víctima
propicia de la Pascua.

Cordero sin pecado
que a las ovejas salva,
Dios y a los culpables
unió con nueva alianza.

Lucharon vida y muerte
en singular batalla,
y, muerto el que es la Vida,
triunfante se levanta.

«¿Qué has visto de camino,
María, en la mañana?»
«A mi Señor glorioso,
la tumba abandonada, 
los ángeles testigos,
sudarios y mortaja. 

¡Resucitó de veras
mi amor y mi esperanza!
Venid a Galilea,
allí el Señor aguarda;
allí veréis los suyos
la gloria de la Pascua. »

Primicia de los muertos,
sabemos por Tu gracia
que estás resucitado; 
la muerte en Ti no manda
Rey vencedor, apiádate
de la miseria humana
y da a tus fieles parte
en Tu victoria santa.


Querida amiga te envío esto que me lo envió la pastoral compartir de Catedral ResistenciaUN gran abrazo y muchas bendiciones
Aída Martha Castelan:

Querida amiga: Muchísimas gracias por tus colaboraciones. Feliz Pascua. Bendiciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario