martes, 31 de marzo de 2015

POEMA: Ana María Capalbo. TU MADERO


Desde ese oscuro madero,

tus ojos no se movieron,

atrapada estaba tu gloria,

junto al dolor y los sueños.



Solo silencio y las lágrimas,

corrían entre la pena y el duelo,

y tu Madre que lloraba,

apretando el desconsuelo.



Nubarrones de culpas,

crueldad, abandono soberbia,

el hombre que ha vomitado,

el “cielo” que fue entregado.



Y ahí como en el crudo desierto,

el mundo infiel te ha olvidado,

encadenando al amor,

que tú mismo nos has donado.



Desde ese frío madero tu vida

que parece un fracaso, rasgó el velo

del templo para decirnos gritando,

que crucifiquemos nuestros pecados.



Ana Maria Capalbo

Mil gracias Ana María. Feliz Pascua  

No hay comentarios:

Publicar un comentario