martes, 3 de marzo de 2015

HISTORIA ARGENTINA: Ana Franceschini GUILLERMO BROWN

     En  1809 amarra en el Puerto de Montevideo la fragata “Belmond”, de la cual descendió su Capitán.  De aspecto sajón, informó que su nombre era William Brown, Irlandés, de Foxford, de profesión marino. Se radica en Buenos Aires con su esposa y sus dos primeros hijos y cuando el gobierno de Buenos Aires decide constituir una flota para luchar contra los españoles, el Director Supremo de las Provincias Unidas, Gervasio Antonio de Posadas, firmó un decreto el 1º de marzo de 1814 otorgándole el cargo de Teniente Coronel de Ejército y Comandante de la Marina del Estado, con un sueldo de ochenta pesos mensuales.
     Guillermo Brown tenía 37 años  cuando tomó el mando de la escuadrilla de Buenos Aires.  Tranquilo y amable, su semblante sonriente y abierto, sus formas, sus palabras, sus hábitos y la  modestia  eran sus características.  Se hace cargo de la flota patriota.. Entre el 10 y 17 de marzo de 1814, tras varios combates, toma la Isla Martín García y Montevideo, barriendo para siempre a los realistas del Río de la Plata. En 1815 junto a Hipólito Bouchard y a su hermano Luis Brown, realizó una campaña  por el Pacífico atacando  puertos como Callao y Guayaquil y capturando  naves. San Martín consolidaba su plan, con la auspiciosa intervención de los hombres de mar.  Entre el 12 de enero 1826 y agosto 1828 participó en más de 30 acciones navales durante la guerra con el Imperio del Brasil.
     Durante el bloqueo anglo – francés a Buenos Aires, volvió a protagonizar jornadas de epopeya. Bloqueó  Montevideo burlando a la flota inglesa y durante la Campaña naval de 1841 (Guerra Grande) causó derrota tras derrota a las naves del Uruguay que presidía Fructuoso Rivera,.

      Cumplidos  los 78 años,  en julio de 1854, eleva una nota al Gobernador Valentín Alsina solicitando como gracia se le permita embarcar nuevamente, vistiendo por última vez su  casaca en un buque de la Escuadra. Lo hace en el barco de guerra “Riobamba”, para escoltar desde Montevideo los restos mortales del General Carlos María de Alvear.  El diario “El Nacional ”,  dirigído por Dalmacio Vélez Sarsfield, decía: “El féretro donde reposan las cenizas del jefe ilustre, regresarán escoltadas desde la ciudad de sus glorias, por su compañero de armas, por el valiente General Brown. Rasgo noble, que complementa la brillante carrera del marino del Plata.”El barco llegó al Puerto de Buenos Aires  y fue recibido por una comisión presidida por el General José María Paz,  acompañado por el Almirante Brown,. Decía "El Nacional": “ese marino a quien Buenos Aires debe tantos días de gloria y que por sí sólo compone toda nuestra historia marítima, el fiel compañero en la vida y en la muerte, ha ido a los 78 años de edad, a buscar los despojos de su compañero de armas para traerlos a la tierra natal.”
     En el  último año de  vida, Brown  escribió sus memorias, a pedido de Bartolomé Mitre. Ciento cincuenta páginas y no se encontró en ellas, ninguna apreciación de carácter político. Se las envió a Mitre con una carta en la cual le decía… “Quiero acabar este trabajo antes de emprender el gran viaje hacia los sombríos mares de la muerte.” Falleció a los 80 años  en su Casa Amarilla de Barracas, el 3 de marzo de 1857.






Más de historia Argentina. Gracias Ana Franceschini

No hay comentarios:

Publicar un comentario