domingo, 29 de marzo de 2015

COMPARTIENDO: María del Carmen Gonzalez, EL QUE SABE, SABE. GANDHI

Cuando Gandhi estudiaba Derecho en la College University de Londres, un profesor racista, de apellido Peters, buscaba siempre la menor oportunidad para expresarle su gran animadversión. Pero Gandhi nunca bajó la cabeza y eran muy comunes sus mutuos desencuentros:
Un día, el profesor Peters estaba almorzando en el comedor de la universidad, Gandhi vino con su bandeja y se sentó al lado del catedrático.
El profesor, en tono altanero y burlón, le dijo:
- Señor Gandhi, no sabía usted que un puerco y un pájaro no pueden sentarse nunca acomer juntos.
A lo que Gandhi contestó:
- Esté usted tranquilo profesor, que ya me voy volando. Y se cambió de mesa.
El señor Peters, verde de rabia, decidió vengarse en el próximo examen, pero Gandhi respondió con brillantez a todas las preguntas.
Entonces, el profesor le hizo la siguiente pregunta:
- Señor Gandhi, Ud. va caminando por la calle y se encuentra con una bolsa, dentro de ella está la sabiduría y mucho dinero, ¿cuál de los dos escogería?
Gandhi respondió sin titubear:
- ¡Naturalmente que el dinero profesor!
El profesor Peters, sonriendo, le dijo:
- Pues yo, en su lugar, hubiera preferido la sabiduría, ¿no le parece?
Gandhi respondió:
- Profesor, cada uno toma lo que no tiene.
El profesor Peters, histérico ya y fuera de sí, escribió en la hoja del examen: ¡IDIOTA! y se la devolvió al joven Gandhi.
Gandhi tomó la hoja y se sentó. Al cabo de unos minutos se dirigió nuevamente al profesor y le dijo:
- Profesor Peters, usted me firmó la hoja pero no me puso la nota...

Qué bueno María del Carmen González. Gracias por compartir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario