lunes, 2 de marzo de 2015

COMPARTIENDO: Aída Martha Castelan. UN MILAGRO EN LOURDES

El 23 de julio de 1965, la hermana Luigina Traverso, de la diócesis de Casale Monferrato (Italia), paralizada de la pierna izquierda y regularmente postrada en cama, viajó a Lourdes.

Durante esta peregrinación, tras haber ido a las fuentes de agua de Lourdes y mientras participaba en la Eucaristía en una camilla, sintió una fuerte sensación de calidez y bienestar que le hizo levantarse. El dolor desaparece, su pierna recobra la sensibilidad y la hermana volvió a encontrar su movilidad.

Después de varios años de comisiones, de reuniones, de peritajes, el Comité Médico Internacional de Lourdes confirma el carácter inexplicable de esta curación. El obispo Alceste Catella de Casale-Monferrato, declara, el 11 de octubre de 2012, en nombre de la Iglesia, que la curación inexplicable de hermana Luigina es un milagro, “signo que Dios, Creador del mundo, da a nuestro tiempo para invitarnos a creer en su amor”.

La hermana Luigina Traverso se convierte así en el 68º milagro de Lourdes.
 Gracias Aída Martha Castelan. La Virgen nos de la salud que nos falta sin tener que ir a Lourdes que es muy lejos para nosotros. AMÉN.

No hay comentarios:

Publicar un comentario